¿Qué es la afiliación de empresas?

afiliación de empresas

Cuando nos lanzamos a la búsqueda de nuevos modelos empresariales que realmente sean rentables, uno de más populares de estos tiempos son los que se conocen como negocios de afiliación de empresas. En el caso de que los consigamos entender y que sigamos una estrategia correcta, podemos ganar mucho dinero.

Sin embargo, también existe mucho engaño en este sector. No son pocas las promesas que aseguran que vamos a conseguir la máxima cantidad de beneficios posibles en el mínimo tiempo… y luego no es tan fácil.

¿Quieres saber en qué consiste? Nos hemos basado en un informe realizado por la gestoría http://www.gestiun.com para recopilar datos y así hacer que lo puedas entender más fácilmente.

Todo sobre el negocio que está de moda: la afiliación de empresas

Vamos a suponer que tienes una página web que mueve una determinada cantidad de tráfico elevada. En ella podemos colocar algunos enlaces a otras páginas, blogs, tiendas online… o hasta incluir aquí artículos de otros. Si tenemos la suerte de que nuestros visitantes se interesan por ellos, nosotros nos podemos llevar una jugosa comisión. Ahora tan solo tendremos que multiplicar la cantidad de visitantes y un cierto porcentaje de los mismos harán click en esas zonas clave.

Pero no todo es tan fácil como parece…

Lo primero en lo que nos tendremos que fijar es en el tráfico y es en donde la mayoría de emprendedores suelen fallar. De nada sirve que hayamos encontrado el sistema de afiliación perfecto o el producto que el cliente no va a poder resistir de comprarse. En el caso de que no tengamos tráfico, no se van a producir esos valiosos clicks.

Estos negocios funcionan muy bien en aquellas webs en donde su tráfico ha sido trabajado de forma continua. Cuando se han llegado a unos valores mínimos, entonces es cuando se puede ir pensando en este tipo de afiliación.

También conviene considerar si hemos elegido o no el nicho correcto. Necesitamos uno que tenga asociada una gran cantidad de visitas pero que no tenga demasiada competencia, o lo que es lo mismo, hay que encontrar una aguja en un pajar. Ya te decimos que esa aguja existe y que no es única, hay muchas oportunidades que están esperando a ser explotadas. Eso sí, en el momento en el que se descubre una, todo el mundo se lanza sobre ella hasta que el nicho termina por quemarse.

Por último, también tendríamos que analizar la rentabilidad del propio sistema de afiliados. Hay algunos sistemas en los que la comisión que recibimos es tan baja, que puede que no nos resulte demasiado atractiva. Pero no solo eso, puede ser que también tengamos que llegar a un mínimo de ingresos, pero que este sea tan alto que jamás nos podamos llegar a este valor y ni tan siquiera estar cerca.

En conclusión:

¿Se puede ganar dinero de esta forma? ¡Sí!

¿Es tan fácil cómo nos lo pintan? ¡Ni de lejos!