¿Elegir rótulos de farmacia nuevos o de segunda mano?

Las cruces de farmacia son todo un clásico del entorno urbano. Estos símbolos en forma de cruz se han consolidado en toda una seña de identificación de las farmacias, ayudando a distinguir los establecimientos farmacéuticos de entre todos los negocios que pueblan una urbe.

La elección entre los rótulos nuevos o de segunda mano como los disponibles en www.crucesdefarmacia.net/segunda-manodepende sobre todo del presupuesto. La función de ambos elementos es la misma, las calidades pueden ser similares si las compramos en un punto de referencia y las prestaciones también. La principal diferencia estriba en el precio final de ambos.

Ventajas de comprar cruces de farmacia de segunda mano

1. Amplia variedad de modelos para elegir

Según el estilo y el interiorismo de tu farmacia, podrás escoger la cruz de segunda mano que mejor identifique tu negocio.

2. Calidad garantizada

A la hora de comprar la cruz, debes exigir la misma calidad que si fuera nueva. No te pueden vender un rótulo en mal estado. Las cruces de segunda mano conservan las mismas garantías que las nuevas, ya que antes de ponerlas a la venta han sido revisadas por el equipo técnico y si lo han necesitado, también han sido reparadas.

3. Se pueden personalizar

Tanto las cruces nuevas como las de segunda mano se pueden personalizar al gusto del comprador. Una vez elijas el modelo que te guste, podrás solicitar que la adapten para ti e incluir la información que desees.

4. Más económicas

Los productos de segunda mano son siempre más económicos que los nuevos. Lo mismo pasa con las cruces. El hecho de que su precio sea menor se debe a que ya se han utilizado, no porque hayan perdido calidad o prestaciones.

¿Y qué elegir entonces?

La decisión puede ser sencilla o complicada según tus gustos y preferencias. Evidentemente, los diseños más innovadores los presentan las cruces nuevas. Sin embargo, si quieres ajustar al máximo tu inversión y medir bien tus riesgos, tal vez lo que te interese sea una cruz de farmacia de segunda mano.

El rótulo es fundamental para identificar tu negocio. La sociedad está completamente familiarizada con la cruz de farmacia. Este símbolo es lo primero que la gente busca para localizar un establecimiento farmacéutico, porque precisamente los valores del negocio se trasladan a través del rótulo. Es más fácil que tus clientes te identifiquen por la cruz que no por el nombre, y además mejorarás la imagen de tu fachada. Es toda una señal de confianza, por eso no se puede renunciar a ella.

Así las cosas, si comienzas de nuevo y el presupuesto es ajustado, lo mejor será que compres una cruz de segunda mano. La que más te guste. Es mejor que sea luminosa porque capta más la atención, y en las noches de guardia permitirá comunicar que estás de servicio. La cruz será el símbolo que te diferencie del entramado lumínico de la urbe.

Hoy en día, las cruces de farmacia disponen de una excelente calidad y luminosidad, tanto por el día como por la noche. Curiosamente, se trata de elementos que han sido capaces de conservar su esencia sin dejar de evolucionar.